SkipToMainContent

Privacidad

Protección de la privacidad en las redes sociales


De la autoría de un empleado de Symantec

 

Los sitios de redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram y Snapchat se han convertido en piedras angulares de la sociedad. A todo el mundo le encanta compartir sus noticias y opiniones personales acerca de lo que ocurre en sus vidas.

Pero, pensémoslo un momento. Esta información, que a menudo es muy personal, está en Internet. Además del círculo de confianza de amigos y familiares, ¿quién más ve lo que usted publica? Bots de spam, conocidos con deseos de venganza y hasta delincuentes pueden también estar interesados en esa información.

Con estas advertencias en mente, estamos aquí para presentar algunas sugerencias útiles que convertirán el uso de las redes sociales en una experiencia más segura y gratificante:

Lea la letra pequeña del sitio de redes sociales: en el siglo XXI, la información es la nueva moneda de cambio. Si normalmente no divulgaría la información de su cuenta bancaria, ¿por qué regalaría sus derechos de privacidad en los sitios de redes sociales? Preste especial atención a los elementos que acepta compartir al registrarse o iniciar sesión en una cuenta. Por ejemplo, según la Declaración de derechos y responsabilidades de Facebook, todos los videos y fotos compartidos por otros usuarios permanecerán en el sitio después de desactivar su cuenta.

Muchos sitios lo obligan a aceptar términos que son convenientes para ellos, no para usted. Tómese un momento para leer las condiciones legales. Algunas de ellas pueden resultarle complicadas. Asegúrese de que las opciones de permisos sean adecuadas para usted.

No revele su nombre completo y su dirección. Este consejo también es válido para la publicación de los nombres de sus hijos o nietos. Evite ser uno de ellos. Seguramente todos los integrantes de su círculo de confianza ya conocen el nombre de sus hijos, así que esa información no es necesaria. Aconseje a los adolescentes de su familia que tomen las mismas precauciones, ya que probablemente ellos compartirán información personal.

Y hablando de fotografías…

Antes de publicar fotografías reveladoras, piénselo dos veces: aunque no revele explícitamente el nombre de un niño, puede estar revelando demasiada información en lo que parece ser una fotografía inofensiva.

Piense en esta situación: Desea publicar una fotografía digital de su nieta de 15 años con su nuevo uniforme. En la fotografía, ella aparece en el partido inaugural de su escuela. Seguramente se pregunta qué hay de malo en eso. Si la fotografía incluye el nombre de la escuela, ya sea en los uniformes o en el fondo, no sería difícil para un extraño averiguar su ubicación e identidad. Considere difuminar o cortar esos detalles reveladores, si sabe cómo hacerlo. Si no lo sabe, quizás esa no sea la mejor fotografía para compartir.

¿Y qué sucede con esa fotografía de su nuevo y costoso televisor pantalla plana o de la sala llena de regalos durante las festividades? Revelar su dirección puede convertir su hogar en un objetivo para los delincuentes. Cuando tenga dudas, comparta sus fotografías solo de forma privada con personas de confianza.

Por último, reconozca que mantener su privacidad en línea no es sencillo: existen personas que desean obtener información confidencial y harán prácticamente todo lo que puedan para lograrlo. Sabemos que esta afirmación puede provocarle escalofríos, pero la única forma de conservar por completo la confidencialidad de la información es guardarla, ya sea en un lugar seguro o simplemente en su cabeza.

Actualmente, muchos empleadores analizan los sitios de medios sociales. Si está publicando declaraciones que seguramente no les agradarán (como comentarios sobre lo mucho que odia a su jefe), quizás deba alejarse del teclado. Cuando la información sale, es como el agua: encuentra la forma de seguir su curso hacia la libertad. No deje que lo que comparte hoy vuelva y lo atormente mañana.

Los sitios de medios sociales son una excelente opción para mantenerse en contacto con viejos amigos y hacer otros nuevos. Solo tiene que mantener el nivel de privacidad en el punto correcto.

Si le preocupa mantener su privacidad en línea, considere la posibilidad de instalar Norton Security Premium. Para la privacidad de sus hijos, Norton™ Family Premier es una excelente opción, ya que le permite supervisar las actividades en línea de sus hijos y nietos, además de enseñarles buenos hábitos sobre el uso de Internet. Puede que usted sepa que no debe publicar en Internet su nombre completo y dirección, ¿pero lo saben ellos?

Proteja su hogar en línea. Haga clic aquí para obtener más información sobre Norton Security Premium, Norton Family Premier y Norton Mobile Security.


Symantec Corporation, la empresa líder en seguridad informática a nivel mundial, permite que organizaciones, gobiernos y personas protejan sus datos más importantes independientemente de dónde se encuentren. Más de 50 millones de personas y familias confían en la plataforma de seguridad digital completa de Norton y LifeLock de Symantec para que las ayuden a proteger su información personal, sus dispositivos, las redes domésticas y sus identidades.

Copyright © 2020 Symantec Corporation. Todos los derechos reservados. Symantec, el logotipo de Symantec y el logotipo de la marca de comprobación, Norton, Norton by Symantec, LifeLock y el logotipo de Lockman son marcas comerciales o marcas comerciales registradas en EE. UU. y en otros países por Symantec Corporation o sus filiales. Firefox es una marca comercial de Mozilla Foundation. Android, Google Chrome, Google Play y el logotipo de Google Play son marcas comerciales de Google LLC. Mac, iPhone, iPad, Apple y el logotipo de Apple son marcas comerciales de Apple Inc. registradas en EE. UU. y en otros países. App Store es una marca de servicio de Apple Inc. Microsoft y el logotipo de Windows son marcas comerciales de Microsoft Corporation en EE. UU. y/o en otros países. Android Robot es una reproducción o modificación del trabajo creado y compartido por Google y se usa de acuerdo con los términos descritos en la licencia Atribución 3.0 de Creative Commons. Los demás nombres pueden ser marcas comerciales de sus respectivos propietarios.